¿Vivir o revivir?





¿Vivir o revivir?

     Durante nuestro proceso vital, vamos acumulando experiencias agradables, desagradables (dependiendo de nuestra percepción sobre ello), y de esas experiencias va surgiendo la necesidad lógica de “Revivir” ese acontecimiento una y otra vez, lo hacemos porque creímos que lo que nos daba felicidad era ese evento, ¡CUAN EQUIVOCADO ESTAMOS!

     Cuando algo agradable nos ocurre se reúnen, nuestra expectativa sobre ello, la respuesta del ambiente y nuestra sensación de bienestar, acompañada quizás de valoración interna sobre ello, ese “logro del objetivo” creemos que esta fuera de nosotros, cuanta mentira hay en ello, lo que ocurre es que cuando esta alineados nuestras ideas, voluntad y constancia, todo se puede lograr, así de sencillo.

     Es necesario reconocer que lo que percibimos como agradable o desagradable, depende totalmente de nuestra percepción de ello, nada más.

     Nuestro análisis de hoy se va a fundamentar en dos palabras, “Vivir o Revivir” comencemos por la que siempre usamos, Revivir según RAE es: 4. tr. Evocar, recordar. Por tanto, Revivir tiene como intención recordar el pasado que acaba de ocurrir u ocurrió hace mucho tiempo, por supuesto eso no tiene nada de malo en un principio pero ¿Qué pasa si revivir impide que pueda colocar mis ojos en el presente?

     Cuando evocamos sensaciones pasadas de bienestar nuestro cerebro nos dice “quédate allí, contempla” esto nos conduce muchas veces a revivir constantemente esta experiencia que solo está ocurriendo en nuestra mente, lo que nos impide totalmente “saborear” el momento, tan importante para tomar decisiones en nuestra vida REAL.

     Podemos haber logrado, un título, una mención honorifica, lograr tener la casa de nuestros sueños, la pareja “ideal”, tener un hijo maravilloso, viajar, lograr el empleo “soñado”, tener grandes cantidades de cosas pero JAMÁS esta experiencia PASADA puede y debe “enamorarnos”, debemos tener la mirada fija en el presente, donde todas estas circunstancias agradables pueden potenciarse al máximo.

     En el pasado, están nuestras experiencias, pero en el presente está el mayor valor, el presente es totalmente controlable por mis decisiones.

     En esta oportunidad te recomiendo cambiar la palabra Revivir por Vivir que según RAE es: 1. intr. Tener vida. El pasado fue pero el presente momentáneo tiene VIDA, es decir, está vivo para poderlo experimentar, modificar, enfrentarlo, con la certeza que tenemos total control de nuestra percepción sobre ello, atrévete a partir de hoy a Vivir, disfruta de su inmediatez, valora lo que ocurre, porque lo que ocurre siempre será lo mejor, no luchemos con lo que ocurre, vamos a aprovecharlo al máximo.

     Tener la suficiente valentía para Vivir es fundamental en nuestro camino espiritual, en este corto análisis no pretendo que dejes de Revivir momentos agradables en tu vida, sino que te atrevas a no dejarte seducir por ellos, es tiempo de “saborear” el presente con la pasión que se merece, atreverse en serio a soñar pero más allá a hacer realidad eso que tanto anhelas.
    

Comentarios

Entradas populares de este blog

El valor de las mujeres