Pasos para disfrutar de vivir



       En esta oportunidad de muestro una forma más cercana de disfrutar la vida, a veces pasamos tanto tiempo afuera, en los eventos grandes o simplemente aspirando y nos olvidamos de lo hermoso que es vivir con los pequeños detalles esos que nos cambian la vida.

         Comenzaremos definiendo lo que son esos pequeños detalles y diremos que son aquellos que nos topamos a diario, los pasamos por alto y creemos serán eternos y no una hermosa oportunidad para valorar lo que somos.

         Vestirse en la mañana, despertarse con ese ser amado, poder despedirse de los hijos que van a colegio son algunas de las actividades que hacemos todos los días como una “rutina tediosa” pero olvidamos que de estos instantes se nos van enormes oportunidades de disfrutar de las cosas.        

         Pasamos demasiado tiempo aspirando, mirando al futuro como la salvación del presente, a la oportunidad de salir de este instante donde nos sentimos mal hacia un futuro que como no existe podemos moldearlo a nuestra imagen y semejanza. Nada más alejado de lo que debemos hacer.

         Acá te muestro unos sencillos pasos que cambiarán la manera como enfrentamos la vida diaria esa cotidiana que pasamos por alto a cada rato e incluso nos llega atormentar su presencia en lo que creemos debería ser nuestra vida.

         Antes que todo quisiera hacer la salvedad que cada acto humano es irrepetible y único, por tanto, esas labores diarias si bien las hacemos todos los días, cada uno de ellos es una nueva oportunidad que debemos apreciarla de esa forma.

Pasos en el camino a la libertad emocional

1.    Al levantarse en la mañana por más apurado que este cuente al menos con 30 segundos para reconocer el hermoso milagro que significa estar vivo, voltee a su alrededor y aprecie lo que tiene (La única manera de tener más es valorar lo que se tiene)
2.    Salude a todas las personas en su camino como aquella vez que la conocimos recuerda que aunque creemos estarán allí siempre quizás pueda ser la última vez que la veamos, nada de tener pánico por eso pero comienza a valorar la presencia.
3.    Toma al menos 1 segundo para apreciar aquello que haces, como vestirte, bañarte, salir en el carro, todo debe tener para ti ese aroma a lo nuevo o al menos ese espíritu.
4.    Realiza algo fuera de rutina a diario, sal a un lugar distinto antes de llegar a casa, toma otra ruta al trabajo, no te angusties tanto y vive más relajado, nadie te pagará mejor en la vida que aquello que te brinda paz verdadera.
5.    No te quejes, aquello que vives es pasajero, por tanto, en lugar de quejarse y hacerlo eterno, hagamos todo para salir de ese problema.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El valor de las mujeres