Cómo superar la indecisión



¿Cómo superar la indecisión?

     Todos los días estamos tomando decisiones, ir a un lugar, saludar, ir a comer a un lugar específico, cada día es producto de una serie de decisiones que tomamos, hoy vamos a descubrir que se esconde detrás de las indecisiones.

     Para entenderlo a cabalidad debemos reconocer que la indecisión es un mecanismo de defensa del ego tratando de evitar que pasemos por situaciones que no serán placenteras del todo o al menos en principio, el problema radica en que estas experiencias son necesarias para poder aprender las habilidades que nos van a servir en futuras ocasiones.

     Para los indecisos existen 3 factores muy importantes que lo detienen a la hora de tomar una determinación estos son: Asumir que van a perder algo, ser responsables con la idea nueva y aceptar la experiencia que van a vivir.

     Vamos a desglosarlos para poder comprenderlos, en primer lugar cuando tomamos una de las opciones que nos presentan tenemos necesariamente que dejar una carta, no podemos abarcarlo todo (tampoco debemos hacerlo) y es por esto lo importante de comprender que para asumir lo nuevo lo viejo debe quedar atrás, nuestro gran problema es que lo viejo esta “controlado” por nuestro ego mediante la rutina, aquello nuevo es imprevisto y es por ello que nos resistimos a tomar una decisión.

     Es importante destacar lo valioso que es hacer espacio para lo nuevo, la vida no se compone de acumular cosas sino de disfrutarlas, al fin nada de esto nos lo podemos llevar lo único que si podemos es la experiencia.

     Hagamos espacio para comprender y dejar ir lo que tenemos “controlado” porque en realidad nada está controlado, de manera consciente usted está tomando una decisión que implica no solo una experiencia sino un aprendizaje para toda la vida.

     Tomar una decisión implica asumir una responsabilidad con lo nuevo, y este factor es uno de los más difíciles de mantener y crear, la responsabilidad involucra hacerte cargo de algo y es cuando debemos madurar, si queremos lograr algo debemos comprometernos con ello.

     Finalmente debemos aceptar lo que viene tal como viene, sin atarla al pasado o suponer demasiado, dejemos que la vida nos sorprenda con la forma y mantengamos las manos firmes al volante para virar a donde nos parece mejor, usted es el dueño de su vida y la manera como desea vivir las experiencias, pero no debe controlar lo que pasa totalmente, hay cosas que requieren ser observadas, disfrutadas y desechadas.

     A manera de ejemplificar supongamos deseamos bajar de peso, de alguna forma ya habíamos controlado nuestra rutina alimenticia, de repente el nutricionista nos cambia todo, allí nos ataca la neurosis buscando el “equilibrio” esto no es más que desear controlar en exceso.

     En primer lugar debemos dejar ir lo que sostenía ese peso (inseguridad, hábitos inadecuados al comer, etc.)  también dejar ir las rutinas alimenticias, lo más importante es a pesar de las tentaciones, mantenernos comprometidos con la meta y caminar hacia ella desde la perseverancia, constancia y amor propio.


     Quizás no podamos bajar todos los kilos que deseamos o la manera de hacerlo no se parezca a la concebida, sin embargo, cuando aceptamos esto podemos mover la energía hacia mejores pensamientos, es posible que se te abran nuevas formas de entender esto que pasa, o podamos conseguir la solución, por ello es imprescindible observar con calma y aceptar lo que viene para no forzar los cambios.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El valor de las mujeres