Comencemos a decir: "Si quiero vivir esta experiencia"



Comencemos a decir:
“Si quiero vivir esta experiencia”

     A pesar que vivimos un mundo donde mostrar lo que nos pasa es no solo bien visto sino requerido en las “Redes sociales”, hemos dejado de hacerlo para vivir esa experiencia sino para demostrarla, en esta oportunidad lo analizaremos a profundidad.

     Cuando vivimos una experiencia solo nosotros podemos comprenderla, incluso dos personas en una misma circunstancia pueden ver oportunidad o amenaza, es tiempo que revisemos lo que hacemos, vivir significa un momento personal profundamente íntimo, dejemos de vivir en función a las demandas del ambiente y hagamos nuestra propia historia: ¡Una digna de ser contada!.

     Les sugiero que al presentarse una oportunidad de vivir una experiencia dejemos a un lado el pensar y comencemos a sentir, hay algo en nosotros que mi querido amigo Julio Bevione cataloga muy bien de GPS que nos indica un camino (nos habla) sin embargo, nosotros hacemos caso omiso, eso nos atrapa a seguir viviendo en una burbuja donde solo experimentamos de acuerdo a la experiencia que el colectivo tiene como “Moda” y nos olvidamos de nuestras aspiraciones.

     Hagamos caso al corazón, ese enorme caudal de vida que tenemos y nos impulsa a vivir experiencias, en vez de revisar los pro y contras atrévete a vivirlo, en lugar de tener miedo y evitar el fracaso ¡Hazlo! Si nosotros dejamos pasar esas experiencias viviremos frustrados pensando lo que nos pasaría si nos atrevíamos.

     Los invito a desempolvar esos sueños, esos deseos locos de agarrar una maleta llenarla de sueños y salir por ahí, que importa el dinero, atrévete a vivir, ¿Cuánto tiempo vas a esperar para decirle ¡Hola!? Y conocerla, ¿Hasta dónde vas a aguantar para comerte ese chocolate? Créeme si tú no te decides, los demás si lo hacen.


     Es hora de soltar esos miedo y hacer realidad esas aspiraciones que guardamos en el baúl de los recuerdos, decídete hoy a pesar de las circunstancias que vives a triunfar con lo que tienes a la mano. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

El valor de las mujeres