¿Que estamos apoyando en el mundo?


¿Qué estamos apoyando en el mundo?

    
     Aunque parezca que los receptores de informaciones somos pasivos e irrelevantes para que ocurran los hechos, en esta oportunidad les mostrare una nueva forma de apreciar lo que nos ocurre.

     Cuando nosotros tomamos un periódico, sintonizamos un determinado canal e incluso cuando entre amigos o familiares comentamos sobre un tema estamos apoyando una determinada conducta o apreciación de la realidad, y es tiempo de revertir lo que nos hace participes de lo que sucede en este momento en la humanidad.

     Sin querer apoyamos guerras, acoso, maltrato, discriminación, a veces confundimos necesidad de información con difusión y comenzamos un camino que desfigura la realidad, sobre todo cuando tenemos niños a nuestro alrededor, es cierto que debemos estar atentos a lo que pasa, también lo es prevenirnos frente a problemas sociales, pero de allí a estar constantemente atormentándonos y creando una atmosfera pesada en la casa es definitivamente nocivo para nuestra vida.

     Una vez aclarado que de alguna forma estamos sosteniendo una historia colectiva que nos oprime y nos hace infelices, debemos rehacer nuestro acuerdo con el mundo, lo primero que debemos hacer es reconocer el tiempo que estamos invirtiendo en conversar sobre ello, al hacerlo estamos abriendo nuestra conciencia y gracias a esto vamos a obtener otra perspectiva de la realidad que vivimos.

     Como sabemos la realidad no podemos apreciarla en su totalidad mientras estemos obsesionados con una parte de ella, es cierto que existen guerras pero también lo es que muchas personas trabajan para construir la paz, la idea es reconocer ambas caras de la realidad y allí volveremos a la serenidad necesaria para enfrentar las circunstancias que atravesamos.
    
     Saber dónde está la guerra es preciso para tomar las previsiones necesarias pero es aún indispensable apoyar los esfuerzos por la paz, el segundo paso sería en convertirnos en promotores de las cosas que queremos ver en el mundo, sobre todo ser ejemplo, si deseamos ver limpieza, comencemos en casa, pasemos por el tipo de relaciones que tenemos, limpiemos esos amigos tóxicos, limpiemos nuestra mente de sentimientos de desesperanza y veremos como muchas personas se unen a nuestros esfuerzos, el mundo es una cadena de decisiones y un constante cambio de canal, es hora de asumir nuestro papel y sintonizarnos en la señal que necesitamos, para revertir las condiciones que consideramos podemos mejorar.

     El tercer paso sería ser fuente de inspiración y persuadir a todo tu entorno en función de apoyar aquellas obras que crean conciencia en el mundo, invitemos a nuestros hijos a ser más amables aunque no sea reciproco el mundo con ellos, su actitud comenzará el camino al cambio, apoyemos las noticias de crecimiento y veremos desarrollarse ese movimiento, compremos aquellos productos que benefician la salud y esas empresas tendrán más frutos y con ello hacer más productos.

     Cuando dejemos de sostener lo que nos tenía encerrados en el círculo de las noticias que solo nos generaban ansiedad, romperemos los lazos que nos unen con la sensación de desesperanza que nos invadía, recuerda que no es lo que ocurre sino la manera de abordarlo lo que nos permitirá tener el logro que nos planeamos.

     

     

Comentarios

Entradas populares de este blog

El valor de las mujeres