Quiero ver diferente y hago siempre lo mismo

 



Quiero ver diferente y hago siempre lo mismo

    Al momento de enfrentar algún cambio en nuestra vida siempre nos vemos con la tentación de quedarnos donde estamos porque lo conocemos, en esta oportunidad vamos a analizar este dilema del mundo actual.

    Antes de salir a la calle nos cargamos de supuestos, queremos encontrar o evitar algo, eso es una constante en nuestra vida, quizás nos llenamos de muchas ilusiones imaginando un montón de posibilidades pero apenas al salir ya comienza la mente a generarnos dudas sobre cómo llevar a cabo esas ideas o lo poco probable de que se lleve a término.

    Es tiempo de unificar tanto lo que aspiramos con lo que queremos ver, para ello les voy a mostrar 3 pasos que debemos tomar a la hora de mantener la disciplina y dejar el verdadero causante de la inconstancia: El miedo.

    Cuando tenemos una aspiración el primer paso es Limpiar, es el paso primordial en todo proceso de cambio, tomate un tiempo y limpia de tu día todos aquellos pensamientos pesimistas acerca de tu aspiración, la derrota antes de la batalla es lo peor, así que lucha cada día con tus pensamientos de desaliento, límpialos y en su lugar coloca las ideas creativas y ponlas en práctica, no importa que no ocurra el cambio rápido lo que verdaderamente importa es que lo estás haciendo.

    Limpia también esas conversaciones con amistades o familiares que siempre hablan de pesimismo, cargarte de ideas creativas y soluciones te hará cambiar de ánimo rápidamente.

    El segundo paso es Hazlo en pequeño, quizás no podamos cambiar el mundo mañana, pero si podemos ordenar el frente de nuestra casa, hay personas que quieren cambiar un país y no son capaces de ordenar el frente de su casa, empecemos con lo que podemos controlar y luego comencemos a ampliar a todos los escenarios posibles.

    Finalmente el último paso es plantea una meta cada mes, ordena y hazte un plan y divídelo cada mes, mantén en orden cada día tu plan a seguir y veras que cuando marques los objetivos mínimos al principio grandes al final comprenderás que no existe límites para una aspiración que se asume con valentía, disciplina y sobre todo madurez, no olvides que el cambio esta solo a una decisión de distancia.


Comentarios

Entradas populares de este blog

El valor de las mujeres