Que hay dentro de ti?




¿Qué hay dentro de ti?

    
     Es común que juzguemos a las personas por lo que hacen, porque decimos “Lo que haces refleja lo que eres” por tanto, si tus actitudes son poco bondadosas de esta manera eres, en esta oportunidad vamos a desenmascarar este modelo.

     Para empezar vamos a decir que desde la tierna infancia entre los 0 a 2 años, no existe niño (a menos que sus condiciones de vida sean profundamente traumáticas) que presente una actitud poco amorosa, los niños son un mar de amor, entonces podemos decir con claridad que dentro de nosotros existe un ser absolutamente amoroso y lleno de alegría, la pregunta necesaria es ¿Qué pasa cuando crecemos?.

     Cuando crecemos nos llenan de temores, y vamos asumiendo que si mostramos lo que somos vamos a facilitarle el camino a los otros para que nos hagan daño, así vamos creando una personalidad llena de rencor, envidia, necesidades insatisfechas, amargados y poco a poco vamos perdiendo la alegría por vivir.

     Es necesario en este momento histórico que vive la humanidad que dejemos muchas de las cosas que nos sostienen en esta situación atrás, para ello les mostraré varios pasos, no como una fórmula mágica sino como un camino que podemos adaptar a nuestra realidad para hacerla parecida a lo que aspiramos ver.

1. No cuentes el final de la película: Significa que no debemos ir por el mundo desperdiciando nuestro amor, debemos darle a cada quien lo que corresponde para ello sigue el paso 2
2. Dile a los otros lo que sientes: La asertividad es fundamental, cuando digamos lo que queremos nos renovará por completo, saber que “Al menos, se lo dije” su reacción no es lo importante sino tu acción.
3. Maneja tu tiempo: No podemos creer o peor aún buscar que no tengamos tiempo para un helado, una película, que no tengamos tiempo para nuestros hijos, pareja, si nos negamos eso ¿Para qué estamos trabajando?.
4. Buscar amar lo que haces: Si te vas a pasar 8 o 10 horas en una actividad no tiene sentido que sea “Para ganar dinero”.
5. Perdona a todos pero ten amor propio: Significa que si bien los perdonamos, permitir que nos vuelva a hacer daño sería una falta de amor propio.
6. A quienes amas, demuéstraselo: Si los amamos es porque se ganaron nuestro afecto, entonces renovemos esa valiosa relación, reguemos con el agua (Amor) en su justa medida para que crezca cada día más.

     Disfrutemos de cada instante mostrando a quienes se lo han ganado de nuestro valioso tesoro, amor y tiempo, esto es la esencia de vivir, amar y tiempo es lo único que nos demostrará que a pesar de lo que digan, todos somos seres valiosos.

     Les deseo claridad en la mente y un corazón siempre dispuesto a amar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El valor de las mujeres