Los problemas


Los problemas

     Si existe algo que inquiete más a los seres humanos es los problemas, en esta oportunidad vamos a realizar un pequeño ensayo reflexivo sobre el tema.

     Sin duda, es un tema maravilloso para analizar, los seres humanos le hemos huido a la idea de enfrentar nuestros problemas, existen un sin fin de inconvenientes relacionados con ello pero ¿A qué se debe esto? En primera instancia le huimos a los problemas por evitar el daño, el psicoanálisis plantea que existe una pulsión de vida que nos mueve a buscar el placer y evitar el dolor, esto hace que muchas veces evadimos los problemas.

     Ahora cabría preguntarse ¿Qué tiene de malo tener problemas? Analicemos su concepto la RAE plantea que problema es: 1. m. Cuestión que se trata de aclarar. Entonces si debemos aclarar una cuestión ¿Por qué le huimos? Simple porque no queremos determinar responsabilidades en esa cuestión.

     Para ir ordenando la mente en este análisis no resolvemos los problemas que se presentan en nuestra vida, primero por evitar el daño que representa la resolución, luego no nos gustaría que la resolución diera que nosotros tenemos una cuota de responsabilidad en el asunto y finalmente porque cuando conocemos o aclaramos la duda tenemos obligatoriamente que tomar decisiones.

     Tenemos entonces que comenzar a configurar esta cuestión que nos atañe, si tenemos un problema no es para dejarlo a un lado, no es para olvidarnos que existe y pretender que se resuelva solo por arte de magia, cuantas veces nos hacemos de la vista gorda frente a un problema y cuando alguien se atreve a resolverlo nosotros volvemos y hacemos de jueces.

     Todos los problemas que existen en tu vida son para resolverlos, no tienes por qué armar un drama con ello, tienes la enorme responsabilidad de resolver esta cuestión, recuerda que si se te presenta un problema es porque estas capacitado para solventarlo.

     Ante toda dificultad les dejaré un inicio de resolución depende de las condiciones de cada cuestión y de tu habilidad para resolverlo, sin embargo, para los que no saben por dónde comenzar les dejo esta fórmula.

     Si tiene un problema en este momento apártate, si estamos influenciados por la emotividad del momento no podremos pensar, te sugiero que cuando te sientas aturdido con un problema, anda a un espacio de tu casa, haz una actividad que te guste y cuando baje la marea emocional vamos a siguiente paso, No evadas el daño si existe el problema acepta que te está causando daño y lo causa porque invade tu paz, para retornar a la paz es necesario reconocer que te sientes mal con esa situación.

     Cuando reconocemos que nos hace daño la situación, entonces podemos determinar primero mi responsabilidad en la situación, recuerda siempre tendrás una cuota de responsabilidad, acá no se trata de determinar una cifra, solo determinar ¿Qué cosas estás haciendo para mantener esta situación?.

     Finalmente Toma decisiones de nada nos va a servir los pasos anteriores sino tomamos decisiones oportunas y asertivas, es tiempo de hacer a un lado los complejos, esta nueva era es de decisiones, de arriesgarse a tomarlas.

     Recuerda los problemas no son monstruos, son simplemente cuestiones que requieren solventarse, es una pasión del ser humano resolverlo, entonces ¿Qué sentido tiene armar un drama por ello?.


     Fue mi intención hacer de este tema algo concreto para que usted tome la decisión de ponerlo en práctica, les deseo claridad en la mente y un corazón siempre dispuesto a amar.     

Comentarios

Entradas populares de este blog

El valor de las mujeres