Tener o Ser





¿Tener o ser?

   “Tener no es Ser, Ser no es tener”, es un viejo Tweet que coloco cada cierto tiempo, el análisis de hoy va con la intención de desmenuzar esta frase.

     Vivimos en un mundo donde pareciera que poseer cosas es más importante que lograr objetivos personales o espirituales, así a modo de ejemplificarlo tenemos la frase “Cuanto tienes, cuanto vales”, que nos refleja una forma de manejarnos en el mundo, creemos que somos lo que tenemos, así una persona con mucho dinero o bienes materiales “vale más” que un señor que viva en la calle.

     Pero si analizamos con cuidado la situación, nos damos cuenta que en realidad no poseemos nada material realmente, como dice Julio Bevione “El dinero pone en evidencia como nos sentimos con nosotros mismos”, esto no quiere decir que si se tiene mucho dinero la persona se valora mucho, pero si haces lo que te gusta hacer y forjas con ello una manera de ganarte la vida, es casi imposible que no manifiestes abundancia.

     El camino espiritual en todas sus facetas, tiende a hacer que rechacemos el dinero, porque gracias a estar pendientes por obtener más, perdemos el objetivo principal del camino espiritual “No depender de nada”, pero mágicamente, cuando te desprendes de la necesidad de buscar dinero, de tener riquezas materiales, estás aparecen con una palabra que quiero empiece a anclarse en usted querido lector “Lo justo”, cuando me desprendo de la necesidad de tener cosas materiales, tengo “Lo justo”, si nadie consigue algún artículo en el supermercado, tu obtienes “Lo justo”, cuando se te acabo el dinero del sueldo de manera imprevista te aparece “Lo justo”.

     Con “Lo justo”, me refiero a una propuesta que nos entrega Buda en “La Segunda Noble Verdad nos habla de determinar la causa del sufrimiento, la cual se encuentra en el deseo o la sed de placer, de existencia y de prosperidad”, para poder tener realmente Placer, Existencia y Prosperidad, como lo mencionan en la Segunda Noble Verdad, debemos renunciar a ellas, seguir nuestro camino, crecer espiritualmente, amar lo que hacemos, conseguir algo que hacer (trabajo), que este alineado con lo que queremos Ser en esta vida.

     Para descubrir que queremos Ser, podemos tomar como referencia al Coaching John Witmore que nos dice “Para que tu vida tenga sentido y propósito debes de vivir de acuerdo a tus VALORES, TUS HABILIDADES, TUS PASIONES Y DE ACUERDO A LO QUE TU ADMIRAS”, de esta manera tenemos configurado un mapa a donde ir, si nuestra experiencia de vida, y nuestra forma de trabajo son alineadas con lo propuesto por el Sr. Witmore, veremos como la abundancia en lo material llega “solita” como evidencia de que estamos en el camino del Justo.

     Lo invito a que reflexione sobre lo que hace (trabajo), piense por un momento “Si no estuviera en este trabajo a que me dedicaría”, la respuesta quizás esta muy alejada de su actual manera de ganarse la vida, en este momento le invito a que comience un camino espiritual, que se dé cuenta que quizás pasar 8 horas en ese lugar no le trae paz ni goce, que lo hace solo porque “Necesito el dinero”, si es así, estará irremediablemente encerrado en el sufrimiento, pero recuerde solo usted puede decidir, seguir allí o Crear una nueva forma de vivir.

     Una nueva forma de vivir más justa, alineada con sus deseos en el camino espiritual, he conocido ingenieros, contadores, administradores que dejaron sus trabajos “Bien pagados” para dedicarse al camino espiritual, a dar conferencias y quizás el dinero que obtienen por ello no sea tan elevado como en sus profesiones, pero la sonrisa en sus rostros “No tiene precio”, el camino del medio, del justo, es trabajar para vivir, no vivir para trabajar, con el camino del justo obtendrás las riquezas materiales solo cuando te desprendas realmente de la necesidad de tenerlas.

     Le convoco a revisar su vida, es un gran momento este, donde las estructuras de lo que consideramos “estaba bien” se están moviendo con mucha fuerza, vivimos una época maravillosa en la humanidad donde nos estamos viendo por dentro, donde estamos poniendo en duda hasta la manera como nos relacionamos con el mundo, recordemos que nuestro mundo es una creación colectiva, que lo que ves como tú realidad es una concepción creada solo por ti y si es así, es tiempo que conformes un mejor futuro, es tiempo que revises si lo que haces te da paz, sino ya sabes el camino, les dejo esta frase: “Lo que pasa es SIEMPRE lo mejor”. 

    


Comentarios

Entradas populares de este blog

El valor de las mujeres