Pareja dispareja





Pareja dispareja
A manera de introducción

     En nuestro recorrido por esta vida tenemos la maravillosa oportunidad de compartirla con diferentes personas a las que categorizamos o se categorizan de acuerdo a muchas variables, tenemos 2 grandes pilares emocionales como son Mamá y Papá, nuestros hermanos (de sangre o no), familiares, amigos y finalmente una persona a quien consideramos tan especial como para crear con ella o él una nueva familia, nuestro análisis de hoy se va a centrar en la pareja.

     Podemos iniciar su definición con el título que tiene esta nueva entrada de mi blog, Pareja dispareja, porque en realidad es así, tenemos una persona que la consideramos tan pero tan especial que vamos a premiarla y a ser premiados con crear juntos una nueva familia, en un principio depositamos en la pareja una serie de ideales que cuando pasa el tiempo nos damos cuenta que NO son parte de la personalidad y acción de esta, en ese momento podemos tomar 2 decisiones la dejamos y buscamos lo ideal o nos mantenemos y comenzamos a conocer a este desconocido la pareja.

     Si tomamos la segunda alternativa comenzaremos a ver lo dispar que es esta pareja de los “ideales” que consideramos debemos ver en una relación, sin embargo, es una hermosa oportunidad de conocer y comprender que este desconocido es maravilloso, único, y que su disparidad de mis “ideales” convierte la relación en un inmenso mar de emociones y experiencias nutritivas.

     Normalmente discutimos con nuestra pareja por sus diferencias con nosotros y no entendemos que esas desigualdades son claves para poder compartir, comencemos con la primera desigualdad, el género: las mujeres enseñan a los hombres el enorme valor que la sociedad les quita,-expresar sus sentimientos- las mujeres son seres místicos que para nosotros los hombres “lo saben todo” y ese conocimiento lo obtienen porque están en profundo contacto con sus sensaciones que siempre nos va a decir la verdad.
    
     Los hombres le muestran o enseñan a la mujer la importancia de lo simple, los hombres somos profundamente simples, nuestro lenguaje se basa en afirmaciones, argumentos y alguna lógica, es decir, en esencia los hombres son más pensamientos y las mujeres más sentimiento, no creo necesario que quien me lee comience el eterno debate del machismo o feminismo, si de verdad queremos tener una pareja saludable ambos géneros tienen que “jugar” su papel, sino la relación se viene abajo como ocurre hoy en día.

     La crisis que tenemos de pareja es que la mujer quiere actuar como el hombre y el hombre como la mujer, ambos tienen que actuar como tienen que actuar, para que exista un aprendizaje y que pese a los conflictos propios de la disparidad, podamos disfrutar del hermoso privilegio de conocer a alguien totalmente distinto a lo que somos, así cuando se toma decisión de tener hijos podemos concebirlos con madurez.  

       Otra disparidad que tenemos con nuestra pareja es su percepción de la realidad, como dice Piaget “La realidad es un constructo”, por tanto, la realidad NO existe, porque bajo las mismas circunstancias podemos ver amenazado nuestros intereses o podemos ver oportunidad para lograr nuestros sueños.

     La percepción que tienen las mujeres sobre el mundo nos ayudan a los hombres a verlo todo de una manera distinta, recordemos que si bien los hombres somos simples las mujeres son complejas, ese pensamiento complejo de la mujer nos sirve de gran ayuda para estar pendiente de los detalles que sin ellas no prestaríamos la mínima atención.

     La simpleza del hombre proporciona a la mujer una nueva idea de cómo enfrentar la vida, a veces la mujer por estar pendiente de los detalles se pierde en ellos, con nuestra visión la mujer puede obtener un espacio de calma tan necesario en su agitada vida mental.

     Como podemos apreciar en este corto análisis que tiene ese sabor de que hace falta mucho por decir que ambos géneros tienen mucho por enseñarse, aprovecha este pequeños análisis para que te sirva de apoyo para enfrentar una relación hermosa, tener y mantener una pareja es lo más hermoso que puede pasarte en la vida, aprovecharlo y aprender es lo que nos lleva a una serena paz, a ver a los ojos a ese ser que tanto nos quiere y que tanto queremos, aprovéchalo al máximo, bendiciones.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El valor de las mujeres